Noticias

EN URUGUAY LA TUBERCULOSIS NO HA SIDO ELIMINADA
La tuberculosis sigue siendo un problema sanitario para la población uruguaya.
DIAGNOSTICO PRECOZ DE TUBERCULOSIS
ESTRATEGIA PARA EL DIAGNOSTICO PRECOZ DE TUBERCULOSIS EN LOS CONSULTANTES A LOS SERVICIOS DE EMERGEN ...

+ noticias

¿Qué es la tuberculosis?
R: La tuberculosis es una enfermedad infecto-contagiosa producida por una bacteria, el bacilo tuberculoso, también llamado Bacilo de Koch. Este último nombre se estableció como homenaje al Dr. Roberto Koch, médico alemán que descubriera este agente infeccioso en el año 1882.
¿A qué familia de bacterias pertenece el bacilo de la tuberculosis?
R: El bacilo de la tuberculosis pertenece a la familia de las mycobacterias. Otros integrantes de dicha familia son las micobacterias no tuberculosas, también llamadas micobacterias atípicas, y el bacilo de la lepra, agente causante de la lepra o enfermedad de Hansen.
¿Cuánto tiempo permanecen los bacilos en el aire?
R: Una vez expulsados en forma de aerosoles, a partir de lesiones ubicadas en los pulmones, los bacilos pueden caer por acción de la fuerza de gravedad; también pueden permanecer suspendidos en el aire durante minutos, a veces durante horas. La evaporación del agua de las gotitas que componen los aerosoles y la acción de la luz destruye a los bacilos expulsados. Esto explica la importancia de la ventilación y la entrada de luz solar en los ambientes que habitamos.
¿La tuberculosis es una enfermedad hereditaria?
R: NO. La tuberculosis no es una enfermedad transmitida hereditariamente. Sin embargo, si existen uno o más enfermos en la familia, las personas que conviven con ese o esos pacientes pueden contagiarse y adquirir la infección tuberculosa.
¿Qué es la infección tuberculosa?
R: Se llama infección tuberculosa al estado que ocurre luego que han ingresado bacilos de la tuberculosis en el organismo. En tuberculosis infección no significa enfermedad. Una vez infectada la persona puede permanecer en ese estado durante toda su vida sin desarrollar la enfermedad. Por lo tanto la infección tuberculosa no se acompaña de síntomas. La única forma de saber si una persona está infectada es a través de algunas pruebas. La más común es la llamada prueba tuberculínica.
¿Qué es la prueba tuberculínica?
R: La prueba tuberculínica consiste en inyectar en la piel del antebrazo de una persona, un producto derivado del bacilo tuberculoso (la tuberculina o el derivado proteico purificado (PPD) y medir, luego de 48-72 horas, la respuesta cutánea obtenida. Años atrás esta prueba se conocía con el nombre de cutirreacción y en lenguaje popular “la cuti”.
¿La prueba tuberculínica permite hacer el diagnóstico de tuberculosis?
R: NO. La prueba tuberculínica permite hacer el diagnóstico de infección tuberculosa pero no permite diagnosticar la enfermedad tuberculosa. Es más, una persona puede estar enferma de tuberculosis y la prueba tuberculínica puede ser negativa.
¿Qué es la enfermedad tuberculosa?
R: La enfermedad tuberculosa o tuberculosis activa, es el conjunto de alteraciones que se produce en el organismo como consecuencia de la multiplicación de los bacilos de la tuberculosis. Las lesiones de los órganos que ocurren en esta situación, no son consecuencia directa de los bacilos o de sus toxinas. En realidad las lesiones resultan de la acción de los mecanismos que el cuerpo desarrolla frente al crecimiento de dichos gérmenes, en un intento de controlarlo.
¿Por qué una persona con infección tuberculosa puede desarrollar la enfer-medad?
R: La infección tuberculosa puede progresar a enfermedad cuando los mecanismos de defensa del organismo disminuyen. Esto permite que se produzca la multiplicación y el crecimiento de la población de bacilos.
¿En qué situaciones pueden disminuir las defensas?
R: Hay una gran cantidad de factores (llamados factores de riesgo) que pueden disminuir las defensas del organismo (inmunidad), permitiendo que un sujeto infectado por el bacilo de la tuberculosis desarrolle la enfermedad. Entre ellos hay factores de riesgo vinculados a carencias relacionadas a situaciones de deterioro socio-económico: desnutrición, hacinamiento, falta de ventilación de las viviendas. Otros factores de riesgo están relacionados con enfermedades que favorecen la disminución de la inmunidad. Actualmente la principal causa es la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH); también lo son afecciones tales como diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica, tumores malignos. Por otra parte, algunas enfermedades requieren para su tratamiento el uso de medicamentos que colateralmente producen una depresión de la inmunidad: corticoides, drogas antitumorales, etc.
¿Una persona con infección tuberculosa, transmite la infección a otras personas?
R: NO, mientras la persona infectada no desarrolle la enfermedad, no transmite la infección tuberculosa. Es decir, no hay portadores sanos de tuberculosis que puedan transmitir la infección. La infección tuberculosa la pueden transmitir sólo los pacientes con tuberculosis pulmonar activa.
¿A qué órganos afecta la tuberculosis?
R: La tuberculosis puede afectar a cualquier órgano del cuerpo humano, aunque los más frecuentemente afectados son los pulmones.
¿La tuberculosis puede presentarse en más de un órgano?
R: Sí, la tuberculosis puede presentarse en más de un órgano. Por ejemplo puede afectar a los pulmones y otros órganos, por ejemplo las meninges. Cuando la tuberculosis afecta a más de un órgano se dice que está asociada. En el ejemplo citado se trataría de tuberculosis pulmonar asociada a tuberculosis meníngea.
¿Cómo se transmite la tuberculosis?
R: La tuberculosis se transmite exclusivamente por el aire. Las secreciones provenientes de lesiones pulmonares contienen bacilos tuberculosos; durante maniobras de expulsión de aire (al toser, al hablar en voz alta) se forman aerosoles que contienen en suspensión un gran número de pequeñas gotitas. Algunas de ellas contienen bacilos, los cuales, al permanecer suspendidos en el aire, pueden ser aspirados por otras personas que comparten un mismo espacio con el sujeto enfermo.
Otras vías excepcionales de transmisión de la infección son:
La vía oral, por ejemplo a través de la ingestión de leche proveniente de vacas enfermas de tuberculosis, lo cual ocurre cuando la leche no se hierve o no se somete al proceso de pasteurización. Esto es absolutamente excepcional en nuestro país y pertenece al pasado.
Por heridas punzantes o cortantes con objetos contaminados por el bacilo tuberculoso. Esto último puede ocurrir en médicos, en el curso de intervenciones quirúrgicas, o personal de laboratorios que trabajan en el examen de materiales provenientes de pacientes tuberculosos.
¿Cómo NO se transmite la tuberculosis?
R: La tuberculosis NO se transmite por la ropa personal o de la cama del paciente, por los utensilios (platos, cubiertos, vasos), por relaciones sexuales, por transfusiones de sangre. NO se transmite por compartir el mate con una persona enferma.
¿Todas las localizaciones de la tuberculosis pueden ser causa de transmisión de la infección tuberculosa a otras personas?
R: NO. En los hechos, la única localización de la tuberculosis que permite la transmisión de la infección tuberculosa a otras personas es la pulmonar. Otras localizaciones de la enfermedad, por ejemplo: ganglios, riñones, sistema urinario, huesos, e incluso la tuberculosis de la pleura, si no están asociadas a tuberculosis pulmonar, no tienen ningún papel en la transmisión de la infección tuberculosa.
¿Cuáles son los síntomas más comunes de la tuberculosis?
R: Los síntomas de la tuberculosis dependen de la localización de la enfermedad. La tuberculosis pulmonar, la localización más común de esta enfermedad, se presenta muy frecuentemente con tos, la cual puede ir acompañada de producción y expulsión de flemas (esputos). En etapas más avanzadas de la enfermedad, las flemas pueden acompañarse de sangre o puede haber expulsión de sangre pura por la boca. Este síntoma se conoce como hemoptisis. Otros síntomas y signos que aparecen frecuentemente son la fiebre, raramente mayor a 39º C, sudoración, generalmente vespertina. También es frecuente el deterioro del estado general del paciente con adelgazamiento, falta de apetito y decaimiento.
¿Cómo se diagnostica la tuberculosis?
R: El diagnóstico de la tuberculosis, fundamentalmente en sulocalización pulmonar, se hace en base a la sospecha del médico, u otro integrante del equipo de salud, ante una persona que presenta tos y expectoración por dos o más semanas. Esta sospecha debe confirmarse por estudios de expectoración mediante una sencilla técnica conocida como baciloscopía.